¿Alguna vez te has planteado estudiar odontología?

Aunque se trata de una carrera vocacional, también significa una buena opción profesional, y si decides decantarte por ella podrás descubrir los beneficios que tiene estudiar esta titulación.

Lo primero que debes saber es que un odontólogo es un profesional que desarrolla distintas tareas, principalmente clínicas, que van desde la atención de un paciente hasta su rehabilitación, pasando por el estudio de los dientes y el tratamiento de las dolencias que en ellos puedan aparecer. Por lo tanto, podemos decir que un odontólogo está capacitado para realizar diagnósticos, tratamientos o prevenir enfermedades en la boca. Además, hoy en día se suman a sus tareas otras de tipo administrativo, de investigación o de docencia.

Te contamos en los principales aspectos que te ayudarán a decidir por qué estudiar Odontología:

1. Podrás dedicarte a la medicina de una forma más específica

Si te llama la atención esta carrera es porque te importa la salud y el bienestar de las personas. Si, además, consideras que la boca es uno de los órganos más importantes del cuerpo y te gustaría dedicarte a ella de forma más específica, la odontología es la profesión que estás buscando.

2. Podrás tener tu propio consultorio en el futuro

También puedes trabajar en hospitales y clínicas, pero la opción más habitual entre los profesionales de esta rama es tener su propio consultorio. De esta forma podrán especializarse todavía más en la rama que más les llama la atención, gestionar su carga de trabajo y sus clientes.

3. En el futuro podrás trabajar para la salud pública o en el ámbito privado.

Es un gran privilegio poder optar por ambas opciones. En definitiva, podrás ejercer como odontólogo en clínicas y hospitales de la Seguridad Social (por oposiciones) o trabajar para una empresa del ámbito privado.

4. Podrás dedicarte a la docencia y a la investigación

Siempre relacionadas con la odontología, pero desde el punto de vista menos práctico.

Otra de las grandes ventajas del odontólogo es la capacidad de especialización que tiene.

Podrás elegir variables como la rehabilitación oral, la periodoncia, la endodoncia o la ortodoncia, entre otras especialidades que te permitirán abrirte un hueco entre tus compañeros de profesión. Una de las especialidades populares en esta área es la estética.

Si decides estudiar odontología estética restauradora, por ejemplo, te encargarás de mantener la armonía estética de la boca de tus pacientes.

Se trata tan solo de un ejemplo de todas las opciones profesionales que te ofrece esta ocupación y que esperamos que te ayuden a tomar la decisión sobre por qué estudiar odontología y no otra carrera en el ámbito de la salud.