Los trastornos del sueño afectan a un elevado porcentaje de la población y tienen consecuencias significativas en la calidad de vida. Entre los trastornos más comunes se encuentra el Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño (SAHS).

Dentro de la apnea, el tipo más común es la apnea obstructiva del sueño, en la que las vías respiratorias superiores se bloquean durante el sueño provocando pausas en la respiración. Estas pausas impiden que las personas que lo sufren consiga un sueño profundo que le permita descansar correctamente.

La apnea del sueño es un trastorno considerado importante por la comunidad médica, ya que dificulta el descanso diario necesario y provoca cansancio crónico, migrañas y problemas de concentración, entre otros, que pueden llegar a condicionar la carrera académica y profesional de quienes la sufren y tener un efecto incapacitante al, por ejemplo, sentirse demasiado cansados para conducir o realizar otras actividades.

 

Dispositivos de avance mandibular (DAM)

Existen diferentes soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas que sufren este trastorno como los dispositivos CPAP formados por un compresor y mascarilla o la intervención quirúrgica en caso de que la apnea esté causada por una lesión. En los últimos años se está extendiendo el uso de los Dispositivos de avance mandibular (DAM).

Estos dispositivos son férulas realizadas a medida que tienen como objetivo avanzar la articulación de la mandíbula para abrir las vías respiratorias evitando su colapso y así reducir los efectos del ronquido común y la apnea del sueño. Además, los dispositivos de avance mandibular también ayudan a solucionar el bruxismo o rechinar de dientes, trastorno que a menudo desarrollan las personas que sufren apnea del sueño. Los estudios demuestran que el uso de los DAM mejora los parámetros del sueño y diurna.

Posibles efectos secundarios de las férulas de avance mandibular

Entre los efectos secundarios del uso de los dispositivos de avance mandibular está la posibilidad de desarrollar alteraciones de la articulación temporomandibular.
Por eso es muy importante no comprar nunca un DAM por Internet, sino acudir a tu odontólogo de confianza, para que se realice un estudio médico en el que participen también el otorrinolaringólogo, el neumólogo o el neurofisiólogo para determinar la idoneidad de ese tratamiento y se elabore un DAM a medida de la boca del paciente para maximizar la efectividad del tratamiento y minimizar el riesgo de desarrollar molestias o problemas en la articulación de la mandíbula.

En Clínica Dental Zabala somos especialistas en el tratamiento de la Apnea del Sueño, si sufres esta problemática contacta con nuestro equipo de odontólogos en Portugalete para realizar una valoración sobre tu caso.


Fuente: http://www.sepes.org/wp-content/uploads/2015/07/dossier_marina-garcia_apnea.pdf