Saber cómo cuidar los dientes en verano es fundamental para prevenir las patologías bucales más frecuentes en esta época del año. Entre ellas, las caries, la acumulación de placa o sarro, la hipersensibilidad dental o las enfermedades de las encías como la gingivits y la periodontitis.

Asimismo, el verano también puede afectar a la estética dental. Principalmente, por el consumo frecuente de bebidas y alimentos que dañan los dientes.

Las caries, la sensibilidad dental, y las enfermedades de las encías son las patologías y trastornos bucales más frecuentes durante el verano. No obstante, unos cuidados e higiene dental adecuada durante el verano ayudará a prevenir su aparición.

Es por todo ello que conocer cómo mantener una boca sana en verano es vital para poder disfrutar de unas vacaciones sin sobresaltos.

1. Mantener una higiene bucodental adecuada

Los cambios de rutina – nuevos horarios, las vacaciones, más comidas en restaurantes, etc. – pueden provocar la relajación o el abadono de los hábitos saludables. Entre ellos, los referentes al cuidado y la higiene dental. Es fundamental mantener el cepillado de los dientes después de cada comida. Para conseguirlo, una buena estrategia es llevar siempre encima un kit de higiene bucal para fuera de casa.

En aquellos casos en los que lavarse los dientes no sea posible, es conveniente al menos enjuagarse la boca o masticar chicle sin azúcar, pues ayuda a neutralizar los ácidos que se forman en la cavidad oral al comer.

2. Higiene interdental

Realizar, al menos una vez al día, una buena higiene interdental.

3. Evitar la deshidratación

Las altas temperaturas facilitan la deshidratación de nuestro organismo. Cuando esto sucede, la producción de saliva disminuye y, por tanto, aumenta el riesgo de caries y enfermedades de las encías.

Esto se debe a que la saliva tiene propiedades antibacterianas frente a las bacterias responsables de estas enfermedades. Asimismo, ayuda en la remineralización del esmalte dental, protegiéndolo de su desgaste. Es fundamental beber agua en las cantidades suficientes para evitar la sequedad bucal.

4. Limitar las bebidas y los alimentos que dañan los dientes

Los helados son uno de los alimentos más característicos del verano. Sin embargo, suelen tener un alto contenido en azúcar y comerse muy fríos. Como consecuencia, su consumo frecuente aumenta el riesgo de sufrir caries y agrava los síntomas de sensibilidad dental en aquellas personas que la sufren. Lo mismo ocurre con una de las bebidas por excelencia durante las vacaciones: los granizados.

Los refrescos y la mayoría de bebidas carbonatadas, además de ser ricas en azúcar, son ácidas, por lo que pueden provocar también una erosión del esmalte; al igual que las limonadas o los zumos de frutas ácidas. Además, el té, el vino y el café pueden causar manchas en los dientes.

5. Dieta equilibrada

Seguir una alimentación saludable. Mantener una dieta equilibrada favorecerá una mejor salud bucal . Entre los nutrientes más importantes para una boca sana destacan el calcio, el fósforo y las vitaminas A, C y D. Son alimentos ricos en estos nutrientes los lácteos, los huevos, la carne, el pescado, las frutas, las verduras y las hortalizas.

6. Hábitos saludables

Os recomendamos evitar el alcohol y el tabaco lo máximo posible, pues han demostrado tener una relación directa con ciertas enfermedades bucodentales.

7. Tener cuidado con los traumatismos dentales

Es habitual que, en verano, se produzcan fracturas dentales. Por ejemplo, al correr alrededor de la piscina. Hay que tener precaución al caminar por superficies resbaladizas o inestables y, preferiblemente, usar un protector bucal si se van a practicar deportes de contacto. Además, el buceo puede provocar dolor en las mandíbulas y los dientes como consecuencia de la presión del agua.

7 consejos para tener una boca sana

No te olvides de visitar a tu dentista de confianza este verano. Acudir a la consulta del odontólogo para una revisión es clave para prevenir cualquier problema bucodental durante las vacaciones.

Desde Clínica Dental Zabala en Portugalete te recomendamos seguir estos sencillos consejos que te ayudarán a mantener una buena salud bucal este verano y disfrutar de tus merecidas vacaciones.