La sensibilidad en los dientes es algo que afecta muchas personas. Por lo general, es causada por comer o beber algo caliente, frío, dulce o ácido. Bajo condiciones normales, la dentina subyacente del diente (es la capa que rodea directamente el nervio) está cubierta por el esmalte en la corona dental, y las encías que rodean el diente. Pero con el tiempo, el recubrimiento de esmalte puede hacerse más delgado, proporcionando así menos protección.

Las encías pueden también retraerse con el paso del tiempo, exponiendo la superficie de la raíz subyacente de la dentina. La dentina contiene una gran cantidad de poros o conductos que corren desde la parte exterior del diente hacia el nervio en el centro. Cuando la dentina se encuentra expuesta estos conductos pueden ser estimulados por los cambios de temperatura o ciertos alimentos.

¿Qué la causa?

La exposición de la dentina puede ocurrir debido a varios factores. Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

  • La retracción de encías debido a la edad o al cepillado dental inadecuado.
  • El consumo de bebidas acidas y/o carbonatadas, las cuales causan la erosión del esmalte y la exposición de la dentina.
  • El rechinamiento de dientes, de hecho, esto puede causar que una persona sienta sensibilidad en todos los dientes o en la mayoría de ellos.
  • Cepillarse con una crema dental muy abrasiva, cepillarse de forma incorrecta y/o cepillarse más de tres veces al día, ya que esto podría dar como resultado la pérdida de esmalte.
  • La enfermedad de las encías, que puede causar la retracción de encías.
  • Un diente astillado o quebrado.
  • Además, algunos tratamientos dentales pueden causar sensibilidad. Se sabe que los tratamientos tales como el blanqueamiento de dientes, las limpiezas dentales profesionales, la colocación de frenillos dentales o de un relleno dental causan sensibilidad durante o después del procedimiento.

¿Qué puedo hacer al respecto?

Una vez que descubrimos qué está causando la sensibilidad el siguiente paso es reducir dicha sensibilidad. Si la sensibilidad se debe a la dentina expuesta, existen remedios, entre ellos:

  • Utilizar un cepillo dental de cerdas muy suaves.
  • Cepillarse correctamente para ayudar a prevenir la abrasión del esmalte y la retracción de encías.
  • Utilizar una crema dental especialmente formulada para ayudar a reducir la sensibilidad dental.

En Clínica Dental Zabala podemos ayudarte a reducir la sensibilidad dental, para ello, y dependiendo de la causa, podemos aplicar distintos tratamientos:

  • Aplicar un barniz de flúor en las áreas sensibles para ayudar a fortalecer el diente.
  • Recetar una crema dental con alta concentración de flúor para utilizar a diario.
  • Colocar una restauración dental para fortalecer las áreas que han perdido el esmalte.

Ante todo, el paso más importante antes de realizar algún tratamiento es visitar a tu dentista de confianza, para determinar la causa de la sensibilidad en los dientes y encontrar una solución adecuada. Si padeces esta molestia no dudes en contactar con nuestros dentistas, podemos ayudarte a reducir la sensibilidad dental.