Los dientes nos ayudan a masticar, a hablar y a sonreír, ¿pero sabes algo más de tus dientes? Te contamos unos datos curiosos que son  “verdades dentales” que demuestran que tus dientes son verdaderamente extraordinarios.

1. Hace siglos que la gente se preocupa por sus dientes

¿Sabías que los primeros cepillos dentales eran ramitas que nuestros antepasados mascaban, usando sus extremos para limpiarse los dientes? En torno al año 5.000 A.C., los egipcios utilizaban cáscaras de huevo trituradas y pezuñas de animales molidas para limpiarse y abrillantarse los dientes. En 1700, un inventor británico adaptó un diseño que había visto en China, un hueso con cerdas de puerco insertadas a través de agujeritos y aseguradas con un alambre. Los cepillos de dientes modernos con cerdas de nylon llegaron a final de los años 30, y el primer cepillo eléctrico fue presentado en 1954.

2. Tus dientes pueden contar cosas de ti

Los científicos pueden contarnos mucho de nosotros mismos examinando nuestros dientes. ¿Sabías que nuestros dientes pueden revelar cuántos años tenemos, que comemos o bebemos, incluso en qué lugar del planeta podemos haber vivido? Nuestros dientes también portan pistas significativas sobre nuestra salud general, incluyendo períodos de estrés o enfermedades que hemos padecido. Es decir, los dientes son un registro continuo de nuestra historia personal.

3. Cada diente es único

Sí, son úicos. Da igual que sean los “dientes de leche” de la niñez o de los “dientes permanentes” de la edad adulta. No hay dos dientes que sean exactamente iguales en tamaño o forma. Cada diente de tu boca tiene un perfil único, y los dientes también varían ampliamente de persona a persona. ¡Así que tu sonrisa es realmente una verdadera marca de tu individualidad!

4. La base de tus dientes ya está presente el día en que naces

En los bebés, las coronas de sus 20 primeros dientes ya están debajo de las encías, esperando el momento adecuado para salir, que será a partir de los 3 a 6 meses de edad. A lo largo de la niñez, las coronas y raíces de los dientes adultos ya se están formando debajo de los dientes de leche, esperando a que llegue el momento de empezar a empujarlos fuera.

5. Limpiar entre tus dientes es tan importante como cepillar la parte de ellos que ves

Cuando nos cepillamos, somos capaces de alcanzar las cúspides y los lados de los dientes. Pero las superficies que hay en medio, que conforman una parte importante de nuestro esmalte, también necesitan una limpieza apropiada. Por eso es tan importante limpiar tanto la parte que se ve, como la que no se ve, en especial limpiar entre tus dientes para sacar la comida y las bacterias que hayan podido quedar; así promovemos una correcta salud de las encías.

Los dientes son piezas únicas y valiosas. No te olvides de acudir a tu dentista de manera regular. En Clínica Dental Zabala llevamos más de 30 años cuidando de tu sonrisa, para ayudarte a que tus dientes sigan siendo «extraordinarios».