El 20 de marzo se celebró el Día Mundial de la Salud Bucodental, en el que se enfatiza sobre la importancia de prevenir las enfermedades bucales y los beneficios que una buena salud oral aporta a la salud general.

Como cada año, a esta iniciativa se unen el Consejo General de Dentistas junto a la Federación Dental Internacional (FDI) y cerca de otros 200 países en todo el mundo.

Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades bucodentales afectan a cerca de 3.500 millones de personas en todo el mundo, y la caries en dientes permanentes es la patología más frecuente.

Además, muchos estudios demuestran la relación que existe entre una salud bucodental deficiente y algunas enfermedades sistémicas, debido a que las bacterias patógenas orales pasan al torrente sanguíneo y alcanzan órganos como el corazón, los pulmones, los riñones, el páncreas o atraviesan la placenta en caso de embarazo, incrementando las posibilidades de desarrollar o empeorar enfermedades cardiacas, pulmonares, o diabetes, entre otras.

Datos de la salud bucodental en España

  • En total, 34 millones de personas tienen caries: 4 millones son niños y 2,5 millones, adolescentes.
  • Unos 5,2 millones de adultos padecen enfermedad periodontal, y aproximadamente el 10-12% de ellos la presentan de forma severa.
  • En cuanto a la pérdida dentaria, el 7,3% de los adultos mayores son edéntulos totales (no tienen dientes); del resto, solo el 45% presentan dentición funcional (es decir, 21 dientes funcionales o más en boca).
  • Cada año se diagnostican 8.000 casos de cáncer oral y 1.500 personas fallecen a causa de ello (500 más que en los accidentes de tráfico). El problema es que el 75% de los cánceres orales se detectan de forma tardía.

Recomendaciones para disfrutar de una buena salud bucodental

  • Es fundamental mantener una buena higiene bucodental, cepillando los dientes correctamente al menos dos veces al día con una pasta dentífrica fluorada. Sin olvidar la higiene interdental, que solo el 34% de la población realiza a diario. A pesar de que ni el cepillo manual ni el eléctrico son capaces de alcanzar las bacterias que se acumulan entre un diente y otro; así que si no limpiamos bien entre los dientes con seda dental o un cepillo interdental, estaremos dejando el 35% de la superficie de los dientes sin limpiar.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada, baja en azúcar y rica en verduras, fruta, pescado y aceite de oliva. Hay que vigilar los azúcares añadidos a los alimentos procesados, así como a las bebidas energéticas y refrescos. Lo que se debe fomentar es el consumo de agua como bebida principal.
  • Evitar el alcohol y el tabaco. No solo provocan manchas en los dientes, halitosis y enfermedades de las encías, también son importantes factores de riesgo del cáncer oral.
  • En el caso de practicar deportes de contacto, se aconseja utilizar protectores bucales para evitar fracturas dentales.
  • Hay que visitar periódicamente al dentista. Al menos, una vez al año o siempre que se detecte alguna anomalía en la cavidad oral. Se recomienda no retrasar el tratamiento de las afecciones bucodentales, ya que pueden conllevar complicaciones futuras que obliguen a realizar un abordaje más complejo.

salud bucodental


Fuente: Gaceta dental
Imagen: Photo by Jacqueline Munguía on Unsplash